Imágenes con historia

Recuerdo y aliento

Ofrecemos en esta ocasión unas fotografías que corresponden al traslado de la hermandad desde la parroquia fundacional de San Bartolomé, de tan grato recuerdo por los cuatro años iniciales vividos allí, hasta la de San Andrés, donde se ha desarrollado toda la vida corporativa hasta nuestros días, hecho que tuvo lugar el 25 de noviembre de 1952.

Es conocido que, tras transcurrir el periodo fundacional y la conversión en cofradía de penitencia, la situación de la parroquia de la Judería dificultaba tanto el discurrir del paso procesional con las dimensiones del misterio que se estaba realizando como el carisma procesional que se le impregnó a la naciente corporación. Por ello se escogió como sede alternativa a la céntrica parroquia de San Andrés, que en esos momentos no acogía a ninguna cofradía de penitencia.

Este traslado supuso la primera procesión con la única imagen titular -la de Santa Marta- que poseía entonces la joven hermandad, y para ella, según anuncio publicado en la prensa, se convocó a los hermanos a las seis de la tarde en San Bartolomé. Tras recorrer la comitiva las calles Levíes, Conde de Ybarra, Lirio, Rodríguez Marín, San Ildefonso, Descalzos, Plaza de Argüelles (hoy Cristo de Burgos), Imagen, Villasís, Orfila, Angostillo y Daóiz, informan los periódicos que a la llegada al nuevo templo “la imagen de Santa Marta fue recibida en la puerta de la iglesia de San Andrés por el párroco de la misma, D. Francisco de P. Carrión Mejías, el cual dirigió luego el devoto ejercicio en honor de la Santa, pronunciando a continuación elocuente plática”. Vemos como aquel mismo día del traslado, que precisamente era martes, a su llegada se celebró el primer culto semanal en la actual sede canónica.

La fotografía que comentamos nos muestra al cortejo procesional con la imagen de Santa Marta a su paso por la plaza de San Ildefonso, distinguiéndose a la izquierda la fachada del convento de San Leandro y a la derecha la de esta parroquia. Portada en andas, vemos a nuestra Santa hermosamente vestida, luciendo una saya bordada de la Virgen de la Esperanza de la Trinidad y toca de sobremanto, así como la aureola cedida por la de Santa Lucía de la iglesia de Santa Catalina.

Entre el público asistente en el anochecer novembrino, contemplamos a la presidencia, que compone todo una estampa de aquella época fundacional, y en la que identificamos a las siguientes personas:

  1. N.H.D. Juan Sanmartín Reina (Hotel Madrid).
  2. N.H.D. Antonio Vigil-Escalera Tomé, censor.
  3. D. Juan Cid Calonge, Teniente de Alcalde delegado de Ferias y Festejos
  4. Rvdo. D. Miguel Bermudo, canónigo de la S.I.C.
  5. N.H.D. Carlos Raynaud Ricca, hermano mayor (Hotel Royal)
  6. D. Pedro Montes Huidobro, Delegado de Turismo.
  7. N.H.D. Antonio Vázquez García (Hotel Venecia).

Traslado_a_San_Andres_Cruz_de_Guia_01.jpgLa otra instantánea refleja el inicio de aquella procesión, con la cruz de guía y faroles que la encabezaba, enseres también cedidos por la hermandad de la Trinidad, tras los que se observan las parejas de cirios iniciales. Podemos identificar en ella a los siguientes hermanos:

  1. Con farol: N.H.D. José Giraldo Arjona,
  2. Con Palermo: N.H.D. Antonio Hermosilla Molina,
  3. Portando la cruz de guía: N.H.D. José López Arjona,
  4. N.H.D. Francisco López Arjona
  5. Con farol: N.H.D. José Sánchez Dubé.

De todo estos insignes cofrades y antecesores nuestros, solamente continúa felizmente entre nosotros nuestro querido hermano D. José López Arjona, quien comentó estas mismas imágenes en el boletín de octubre de1992, al cumplirse los cuarenta años del traslado. Entonces escribió como testigo privilegiado de aquel momento: “El traslado de nuestra titular a la Iglesia de San Andrés significó mucho para la vida de la hermandad. Era nuestra primera procesión por las calles de Sevilla. Esta se llevó a cabo con la seriedad y recogimiento que ha sido la tónica de nuestra cofradía. Ya se hablaba en Sevilla de la salida en la próxima Semana Santa de 1953. Desde aquel día a todo se desarrolló con verdadero vértigo. Los que entonces éramos jóvenes, aún no se había “institucionalizado” la juventud en las hermandades sevillanas, no parábamos. Apoyábamos a nuestros mayores en todo lo necesario para que la ilusionada salida en Semana Santa fuera una realidad, realidad que llegó a los cuatro meses de este traslado solemne de nuestra imagen de Santa Marta”.

Y con su veteranía y ejemplar fidelidad y amor a nuestra hermandad remataba sus palabras con una frase que resume con emoción toda una vida unida desde entonces hasta hoy a Santa Marta, y que es el mejor colofón para el comentario de estas imágenes de tanta significación por el futuro esplendoroso que auguraban: “Nuestro recuerdo y nuestra oración para los que se fueron y nuestro aliento para los que nos sucedan”. Que así sea.

PARA SABER MÁS:

  • ABC de Sevilla, 25 noviembre 1952, p. 16: “Hermandad de Santa Marta” (Anuncio del traslado e invitación a los hermanos).
  • ABC de Sevilla, 26 noviembre 1952, p. 16: “Traslado procesional de la imagen de Santa Marta”.
  • Boletín de la Hermandad de Santa Marta, nº 32, octubre de 1992, p. 18: “Se cumplen cuarenta años del traslado a San Andrés” (descargar).
  • Boletín de la Hermandad de Santa Marta, nº 52, mayo de 1999, cuadernillo central: “Los primeros XXV años de vida de la Hermandad” (descargar).

DATOS TÉCNICOS

  • Fotografías: traslado procesional de la imagen de Santa Marta a la parroquia de San Andrés.
  • Año: 1952, martes 25 de noviembre
  • Lugar: Plaza de San Ildefonso.
  • Autor: no identificado.